Relajarse para inspirarse

Relajarse para inspirarse

¿Quién tiene la clave del éxito? ¿Existe un truco para ser siempre creativos? ¿Podríamos llegar a ser máquinas de ideas ganadoras?

Hay quienes señalan que éstas son producto de un trabajo continuo, de análisis de estadísticas y estrategias planeadas paso a paso, sin embargo, hay una corriente que asegura que la genial inspiración es posible al “desconectar el cerebro”.

El cerebro sigue un proceso llamado “pensamiento productivo” en el que sigue trabajando sobre un problema aun cuando la persona no esté consiente de ello. Un ejemplo muy corriente es acordarse del nombre de un actor o película 2 ó 3 horas después de tener la duda, cuando estás tomando el baño o haciendo cualquier otra cosa diferente en la que crees que te has olvidado de esa duda, que en su momento parecía existencial.

Cuando la mente está trabajado por sí misma es cuando llegan esos momentos “Eureka”. Grandes como John Lenon o Albert Einstein han pasado por un proceso de frustración creativa que no se solventó hasta que desconectaron durmiendo o tocando el piano respectivamente y así salío “No where man” o la teoría de la relatividad.

Eric Calonius con su técnica “Brandix” da unas pautas para impulsar a la creatividad:

–       Desconesión electrónica en una jornada offline de 24 h.

–       El tener momentos de ocio y diversión alimenta la parte inconsciente del cerebro  y genera más información para desarrollar ideas innovadoras.

–       tener una sesión de pensamiento profundo todos los días, es decir, tomarse el tiempo parta meditar un concepto o idea

Y tú ¿vas a desconectar este fin de semana para ser más creativo?